02/10/2017

Masoterapia: Una mirada desde las políticas Ministeriales

En nuestro país desde hace algunos años atrás se ha comenzado a trabajar en la integración de la Medicina Tradicional, la cual paulatinamente se ha ido incluyendo en los niveles primarios de salud, que comprenden a los Centros de Salud (CES), Centros de Salud Familiar (CESFAM), Centros Comunitarios de Salud Familiar (CECOSF), Postas Salud Rurales (PSR) y SAPU (Servicio de Atención Primaria de Urgencia).

Ya en el año 2005 el Ministerio de Salud ( Minsal), dictó el Decreto Nº 42 que reglamentó el ejercicio de las prácticas médicas alternativas (complementarias) como profesiones auxiliares de la salud y, las condiciones de los recintos en que estas se realizan.

A partir de este reglamento marco, también se reconoció a la Acupuntura (Decreto Nº 123/2008) a la Homeopatía (Decreto Nº 19/2010) y a la Naturopatía (Decreto Nº 5/2013) como profesiones auxiliares de la salud.

Actualmente y en esta línea el organismo Estatal, estudia la pertinencia de reconocer, o no, a las Terapias Florales y a la Masoterapia. Por ello el Minsal, ha realizado diversos estudios que permiten una mejor comprensión de lo que acontece en el país con estas terapias y de la forma en que se relacionan con el sistema público.

En este escenario se hace cada vez más importante, contar con los conocimientos necesarios, los egresados de la carrera de Técnico de Nivel Superior en Masoterapia del Instituto Profesional IPG, poseen una formación que los orienta a ser capaces de ejecutar técnicas y procedimientos tendientes tanto al embellecimiento, como relacionadas con afecciones de salud de las personas, aliviando el dolor, aportando a la medicina preventiva y rehabilitadora, propendiendo a mejorar la calidad de vida de las personas, frente a las exigencias del mundo actual.

Minsal a través División de Políticas Públicas Saludables y Promoción realizo estudios en torno a la materia, detectando que la cifra de profesionales o técnicos del área de salud que ejercen terapias alternativas se elevó sobre el 45% en los últimos años, en los cuales también se determinó que al menos el 50% de quienes trabajan realizando estas terapias en establecimientos pertenecientes a la red asistencial de salud, son contratados y remunerados, versus los que realizan la labor de manera voluntaria.

Si bien hay aún mucho por avanzar, las terapias alternativas y la masoterapia se abren paso en En nuestro país desde hace algunos años atrás se ha comenzado a trabajar en la integración de la Medicina Tradicional, la cual paulatinamente se ha ido incluyendo en los niveles primarios de salud, que comprenden a los Centros de Salud (CES), Centros de Salud Familiar (CESFAM), Centros Comunitarios de Salud Familiar (CECOSF), Postas Salud Rurales (PSR) y SAPU (Servicio de Atención Primaria de Urgencia).

Ya en el año 2005 el Ministerio de Salud ( Minsal), dictó el Decreto Nº 42 que reglamentó el ejercicio de las prácticas médicas alternativas (complementarias) como profesiones auxiliares de la salud y, las condiciones de los recintos en que estas se realizan.

A partir de este reglamento marco, también se reconoció a la Acupuntura (Decreto Nº 123/2008) a la Homeopatía (Decreto Nº 19/2010) y a la Naturopatía (Decreto Nº 5/2013) como profesiones auxiliares de la salud.

Actualmente y en esta línea el organismo Estatal, estudia la pertinencia de reconocer, o no, a las Terapias Florales y a la Masoterapia. Por ello el Minsal, ha realizado diversos estudios que permiten una mejor comprensión de lo que acontece en el país con estas terapias y de la forma en que se relacionan con el sistema público.

En este escenario se hace cada vez más importante, contar con los conocimientos necesarios, los egresados de la carrera de Técnico de Nivel Superior en Masoterapia del Instituto Profesional IPG, poseen una formación que los orienta a ser capaces de ejecutar técnicas y procedimientos tendientes tanto al embellecimiento, como relacionadas con afecciones de salud de las personas, aliviando el dolor, aportando a la medicina preventiva y rehabilitadora, propendiendo a mejorar la calidad de vida de las personas, frente a las exigencias del mundo actual.

Minsal a través División de Políticas Públicas Saludables y Promoción realizo estudios en torno a la materia, detectando que la cifra de profesionales o técnicos del área de salud que ejercen terapias alternativas se elevó sobre el 45% en los últimos años, en los cuales también se determinó que al menos el 50% de quienes trabajan realizando estas terapias en establecimientos pertenecientes a la red asistencial de salud, son contratados y remunerados, versus los que realizan la labor de manera voluntaria.

Si bien hay aún mucho por avanzar, las terapias alternativas y la masoterapia se abren paso en una nueva forma de tratar la salud.







Volver